Skip Navigation

 
The Florida Bar
www.floridabar.org

Contratos Legales y Vinculantes

Los contratos son acuerdos celebrados entre personas físicas o jurídicas (por ejemplo, corporaciones) en los que una parte acuerda prestar un servicio o suministrar bienes a cambio del pago de dinero o de otros bienes o servicios. La ejecución de un contrato se logra cuando hay una oferta que es aceptada entre las partes involucradas. Este acuerdo entre las partes a veces es llamado “junta de mentes”.

Un contrato; sin embargo, aún después del proceso de oferta y aceptación, no es necesariamente vinculante. Por ejemplo, no se puede ejecutar un contrato para cometer actos ilegales o imposibles. Además, para lograr un contrato legal vinculante, las partes deben poseer la capacidad para completar el contrato (por ejemplo, fuera de algunas excepciones, menores de edad generalmente no tienen la capacidad para completar un contrato).

Para que sea un contrato vinculante debe haber una oferta y aceptación que involucra el intercambio de promesas de acciones y/o artículos de valor, entre ellos: bienes, servicios o dinero. Las acciones, promesas, bienes y/o dinero se llaman “consideraciones”. Para que un contrato sea vinculante debe haber consideraciones. Además, un acuerdo de hacer algo o de pagar algo también puede devenir vinculante si usted o la otra parte actúa en detrimento de dicha parte basándose en su promesa o acuerdo de cumplir con una obligación. De manera similar, en algunos casos, renunciar al derecho de actuar de acuerdo a una promesa puede ser consideración suficiente para convertirlo en un contrato legalmente vinculante y ejecutable.

Un contrato legalmente vinculante y ejecutable puede ser escrito u oral (verbal). Dependiendo del origen de la transacción en cuestión, hay ciertos tipos de contratos que de acuerdo a las leyes de Florida deben ser hechos por escrito para que puedan ser exigibles. Con la excepción de aquellos contratos que la ley requiere sean por escrito, generalmente los contratos orales son ejecutables en Florida, especialmente en situaciones en las que una de las partes ha cumplido con sus obligaciones.

Los contratos por escrito casi siempre son preferibles a los contratos verbales porque un documento escrito ayuda a eliminar conflictos relacionados con los términos y condiciones del contrato o acuerdo. Sin embargo, el contrato por escrito debe explicar claramente lo acordado entre las dos partes de manera específica para que pueda ser exigible. De acuerdo a la ley de Florida, hay ciertos tipos de contratos que deben contener el acuerdo de asuntos específicos de las dos partes para que puedan ser exigibles. Un abogado puede ayudarle a determinar exactamente que necesita incluir en su contrato escrito para que sea legalmente vinculante y exigible.

Los contratos también pueden limitar sus derechos en cuanto a cual Corte podría aceptar una demanda legal, determinar si las partes tienen derecho a un jurado, el pago de honorarios de abogados, y si el proceso llamado mediación es necesario.

Los contratos escritos a menudo contienen términos legales tales como “daños y perjuicios líquidos”,
“daños y perjuicios especiales”, “daños y perjuicios indirectos”, “costos judiciales”, “mora”, todos los cuales son términos legales que tienen significados que en general son desconocidos para quienes no son abogados. Cuando una de las partes de un contrato legal exigible no cumple con el acuerdo (por ejemplo, no guarda su promesa), varios de estos términos legales pueden tener un efecto significativo en las posibles resoluciones y daños disponibles para la parte que no ha incumplido el acuerdo. Un abogado puede ayudarle a entender qué significan estos términos legales y las consecuencias por incumplimiento del contrato.

Contrariamente a lo que muchas personas creen, no existe el derecho automático a cancelar un contrato válido una vez se haya aceptado una oferta válida. El derecho a cancelar un contrato se llama “derecho de rescisión”. Sólo ciertos tipos de contratos deben incluir el “derecho de rescisión”. Si un contrato incluye el derecho de rescisión, para cancelar ese contrato usted debe presentar su notificación de cancelación por escrito en el plazo de tiempo previsto por el contrato o por la ley y debe ser en el formato requerido. Un abogado podrá decirle si un contrato en particular tiene incluido el derecho a cancelarlo de este modo y cómo cancelarlo. Tenga mucho cuidado de asegurarse de seguir las instrucciones específicas de cómo cancelar contratos como estos para no invalidar su intención de cancelarlo.

El “incumplimiento” de un contrato puede resultar en una demanda contra la parte que ha incurrido en incumplimiento para exigir que ejecute las obligaciones del contrato, o para que la parte incumplidora pague una cantidad en efectivo en lugar de ejecutar las obligaciones. Si una parte desea exigir el cumplimiento de un contrato escrito, la ley dicta que la parte afectada inicie el proceso de juicio generalmente dentro de un plazo de cinco años a partir de la fecha en que se firmó el contrato. Sin embargo, la fecha límite para iniciar el juicio podría ser un plazo de sólo un año a partir de la celebración del contrato. Si usted no inicia la acción dentro del plazo indicado, no podrá hacerlo después. Un abogado puede ayudarle a determinar la fecha límite para iniciar el proceso de juicio para exigir el cumplimiento de un contrato. Además, el plazo de tiempo para poner una demanda puede ser extendido basado en ciertas acciones de las partes durante la duración del contrato como por ejemplo, pago continuo.

Algunos contratos establecen que los conflictos relacionados con el contrato serán decididos mediante “arbitraje”, en lugar de en un tribunal judicial. Estas “cláusulas de arbitraje” en general son válidas y vinculantes y significan que si usted tiene un conflicto respecto del contrato, éste será decidido por un “árbitro” y no por un Juez ni por un jurado. El “árbitro” en general es una persona capacitada para determinar el resultado de los conflictos contractuales. El árbitro recibe un honorario en dinero pagado por la parte que presenta la demanda antes de considerar el caso y luego también recibe un pago por su tiempo a medida que avanza el caso. Estos honorarios pueden ser más caros que lo que costaría someter ese caso a consideración de un Juez, e incluso pueden superar el monto de dinero disputado en el conflicto. Usted no debe firmar un contrato que tenga una “cláusula de arbitraje” salvo que esté dispuesto a renunciar a su derecho a que un conflicto sobre el contrato sea resuelto por un Juez o jurado, y salvo que esté dispuesto a pagar los honorarios del árbitro.

Si la parte que inicia el procedimiento supera la etapa probatoria en un tribunal judicial o ante un árbitro, el Juez puede determinar que la parte que gana el juicio tiene derecho a recibir dinero u otros bienes de la parte que pierde el juicio. Hay varias formas de ejecutar estas decisiones. Un abogado puede ayudarle a recuperar si la parte que perdió el juicio no paga voluntariamente lo ordenado. Además de indemnización por daños y perjuicios otorgados a la parte ganadora, podría recuperar fondos para intereses y gastos legales. A veces incluso honorarios de abogado pueden ser recuperados.

Debido a la complejidad del derecho contractual y a las consecuencias de celebrar contratos, la Corte Suprema restringe la redacción de contratos por parte de personas que no son abogados. La mayoría de los contratos impresos son redactados por abogados y están diseñados para proteger los intereses de sus clientes.

Cada año, los residentes de la Florida pierden dinero porque no comprenden los contratos cuando acceden a ellos o porque no saben qué hacer cuando la otra parte incumple sus obligaciones del contrato. En muchos de estos casos, el consejo de un abogado hubiese podido evitar la pérdida de dinero. Sólo un abogado capacitado puede asesorarlo acerca de si un acuerdo es vinculante o no para usted y cuáles son sus derechos y deberes si ocurre un incumplimiento. Antes de acceder a un acuerdo que exija el pago de una contraprestación valiosa, es mejor que un abogado capacitado revise el acuerdo, le explique cuáles son sus obligaciones y cuáles son las consecuencias de un incumplimiento del acuerdo.

Si cree que necesita asesoramiento legal, llame a su abogado. Si no tiene un abogado, llame al Servicio de Derivación de Abogados de The Florida Bar (Colegio de Abogados de Florida) al 1-800- 342-8011, o al servicio de derivación de abogados local o a la oficina de asistencia legal que figura en las páginas amarillas de su guía telefónica.

[Revised: 08/10]