The Florida Bar
www.floridabar.org

¿Un Caso Civil o Penal?

Tipos de casos y quien puede plantear una demanda

Nuestro ordenamiento jurídico reconoce dos tipos de casos legales -- civil y penal. Un caso civil es uno en el que una persona que siente que ha sido agraviada inicia una acción legal en contra del transgresor a fin de proteger sus intereses y, si procede recaudar los daños de la persona transgresora. El caso es iniciado por la persona cuyos derechos han sido presuntamente violados y esta persona es conocida como el "demandante". La persona que es acusada es conocida como el "demandado". En un caso civil, la persona que se siente lesionada decide si iniciar o no una demanda contra el trasgresor. La persona también decide cuánto dinero solicitar por daños y perjuicios.

En los casos civiles, si se determina que el transgresor es responsable respecto al demandante el tribunal puede dictar una sentencia referente a: daños monetarios, indemnización punitiva por daños y perjuicios, indemnización por tiempo/salarios/ingresos perdidos, reembolso por ciertos costos y a veces por honorarios de abogados, incluso por cumplimiento específico de algo que no se hizo. En cualquier caso, el juez no puede decretar una sentencia para enviar al demandado a la cárcel o prisión excepto en casos inusuales donde el demandado puede haber violado una orden judicial.

Un caso penal, por otra parte, es uno en que el gobierno local, estatal o federal inicia una acción en nombre de sus ciudadanos. El demandante es el gobierno que actúa en nombre del pueblo. El caso es procesado y el demandante es representado en el tribunal por el fiscal del estado o el fiscal de E.U. El demandado, también conocido como el "acusado", está siendo imputado de un crimen contra la sociedad – es decir, una violación a las leyes que regulan nuestra conducta, como asesinato, violación, conspiración, robo, DUI, vandalismo, asalto, etc. Además, conductas menos graves, como conducir sin una licencia o realizar solicitudes de puerta a puerta sin permiso también pueden constituir violaciones a las leyes penales.

En un caso penal, el fiscal o un jurado de acusación deciden si iniciar un procedimiento penal, es decir, imputar al acusado de violar una ley. Si un acusado es declarado culpable de un delito, la pena puede ser: multas, reembolso a las víctimas del delito, participación en clases educativas para evitar un comportamiento similar, participación en consejería sobre drogas o alcohol, libertad condicional, cárcel o prisión. El castigo depende de las circunstancias y el tipo de delito por el que el acusado ha sido condenado.

Carga de la prueba

En un caso civil, corresponde al demandante, la persona que ha iniciado el juicio, probar su caso con pruebas más sólidas que las del demandado -- es decir, por la preponderancia de las pruebas. En otras palabras, para que el demandante pueda ganar el caso, el juez o un jurado deben creer que el peso de la evidencia del demandante es mayor que el peso de la evidencia del demandado.

En un caso criminal, porque una persona se presume inocente hasta que demuestre su culpabilidad, la acusación debe probar el caso más allá de toda duda razonable. Esto no quiere decir más allá de toda duda posible, pero significa que el tribunal o jurado debe tener una convicción inquebrantable de la verdad del cargo. Se trata de una carga de la prueba mucho más pesada que en un caso civil.

Testificar

En un caso civil, a cualquier persona se le puede exigir testificar ante el tribunal. Toda persona tiene derecho a contratar y presentarse con su propio abogado, pero en un caso civil, un abogado no es automáticamente designado para representar a una persona que no puede pagar uno. En algunas circunstancias, sin embargo, las organizaciones de ayuda legal local, así como abogados privados, pueden estar de acuerdo en representar a una persona gratuitamente o por un cargo menor si no pueden pagar un abogado.

En un caso penal, al acusado no se le puede obligar a testificar. El acusado en un caso penal tiene derecho a representación por un abogado nombrado por el tribunal y sin cargo alguno si este no tiene el dinero o propiedad para contratar a un abogado. El acusado en un caso penal tiene muchos otros derechos que no tienen los demandados en un caso civil. Además, un demandado en un caso civil también puede ser acusado en un caso penal por el mismo presunto acto -- robo, por ejemplo.

Si está involucrado en un caso civil o penal, debe ponerse en contacto con un abogado para determinar cómo proceder. Hay muchos plazos y limitaciones de tiempo que pueden afectar sus derechos en un caso civil o penal, por lo que es recomendable consultar con un abogado para ayudarle a entender sus derechos y obligaciones, así como las opciones para resolver el caso.

Si cree que necesita asesoramiento jurídico, llame a su abogado. Si no tiene un abogado, llame al servicio de referencia de abogados del Colegio de Abogados de Florida al (800) 342-8011, al servicio de referencia de abogados local o a la oficina de asistencia legal listados en las páginas amarillas de su guía telefónica.

Volver al inicio

[Revised: 7/11]