The Florida Bar
www.floridabar.org

“Ley del Limón” de Vehiculos Motorizados de Florida

El Capítulo 681 de los Estatutos de Florida ofrece soluciones para las personas que compran o arriendan vehículos motorizados nuevos o de demostración en Florida, que tienen defectos que no pueden ser corregidos después de un número razonable de intentos de reparación, o que hacen que el vehículo este fuera de servicio durante un número determinado de días debido a las reparaciones. El vehículo debe haber sido utilizado para fines personales, familiares o del hogar. Esta ley se aplica a cualquier defecto o condición que afecte sustancialmente el uso, valor o seguridad del vehículo del cual se informó al fabricante, al distribuidor del fabricante o a otro agente de servicio autorizado, durante los primeros 24 meses de propiedad. Tales defectos pueden incluir, pero no se limitan a, pintura defectuosa, fugas y problemas mecánicos.


Si el fabricante no tiene éxito en la reparación del mismo defecto después de tres intentos, el propietario o arrendatario del vehículo deberá notificar al fabricante del defecto por escrito por correo certificado o expreso para darle al fabricante una última oportunidad para reparar el defecto. El fabricante tiene 10 días desde el recibo de la notificación para referir al propietario o arrendatario del vehículo a un taller de reparación razonablemente accesible. Después de que el vehículo es entregado al centro de reparación el fabricante tiene hasta 10 días para arreglar el defecto (45 días para un vehículo de recreación).


Si el vehículo está fuera de servicio para la reparación de diversos defectos por un total acumulado de 15 días o más, el propietario o arrendatario del vehículo debe enviar una notificación escrita de este hecho al fabricante por correo certificado o expreso. Después del recibimiento de la notificación, el fabricante o agente de servicio autorizado (por lo general el distribuidor) debe tener al menos una oportunidad de inspeccionar y reparar el vehículo.


El fabricante debe reemplazar el vehículo motorizado defectuoso o reembolsar el precio total de compra, dependiendo de los deseos del propietario o arrendatario del vehículo, si el vehículo no está conforme a la garantía prevista por la ley dentro de un número razonable de intentos. Se presume ha habido un número razonable de intentos si: 1) el mismo defecto continúa existiendo después del último intento por arreglarlo del fabricante, o 2) el vehículo está fuera de servicio para la reparación de uno o más defectos por 30 días o más acumulados (60 días para un vehículo de recreación) y el fabricante o agente de servicio tenían al menos una oportunidad para inspeccionar o reparar el vehículo después de haber recibido la notificación del propietario o arrendatario.


El remedio de reemplazo del vehículo incluye el pago por el fabricante de la garantía (los gastos razonables en su totalidad en que se incurra como resultado de la adquisición del vehículo) y cargos incidentales (gastos razonables causados
​​directamente por el defecto sustancial) pagados por el propietario/arrendatario. Una compensación por el uso del vehículo se le cobra al propietario/arrendatario basada en una fórmula contenida en el estatuto.

El remedio de reembolso incluye el pago de cargos colaterales, si éstos no se incluyeron en la financiación del préstamo o pago de alquiler, y gastos imprevistos. Dependiendo del tipo de acuerdo financiero hecho para comprar o alquilar el vehículo, la compensación por el cambio de vehículo como parte del pago, el pago inicial en efectivo y los pagos periódicos del préstamo o contrato de arrendamiento también pueden ser reembolsados. Una compensación por el uso del vehículo se le cobra al propietario/arrendatario basada en una fórmula contenida en el estatuto. Si la compra se financió, el fabricante deberá pagar el titulo del gravamen de acuerdo a su interés (el balance debido o el pago total del préstamo). Si el vehículo fue arrendado, el fabricante deberá pagar al arrendador una cantidad especificada por la ley. El arrendador no puede cobrar al arrendatario una penalidad por cancelación anticipada.


Con el fin de forzar el cumplimiento de la ley, hay ciertos pasos que deben ser tomadas por el propietario o arrendatario del vehículo.


Si el fabricante tiene en efecto un programa certificado por el estado de resolución informal de conflictos, y el propietario o arrendatario ha sido informado por escrito cómo y dónde presentar un reclamo con el programa, entonces el propietario o arrendatario debe intentar primero este programa de resolución informal de conflictos. Esta información se debe encontrar en el folleto de la garantía del vehículo o en el manual del propietario.


Si el programa de resolución informal de conflictos del fabricante no resuelve la disputa dentro de los 40 días siguientes a la fecha de presentación de la controversia, si el propietario o el arrendatario no está satisfecho con la decisión, o si el fabricante no tiene un programa certificado de resolución informal de conflictos, el propietario o arrendatario del vehículo debe solicitar a la Oficina del Procurador General de Florida que la controversia sea arbitrada por el Consejo de Arbitraje de Vehículos Nuevos de Florida, antes de presentar una acción civil ante los tribunales bajo la Ley del Limón.


Los propietarios o arrendatarios de vehículos pueden obtener un formulario de Solicitud de Arbitraje de la Oficina del Procurador General llamando a la línea directa de la Ley del Limón al (800) 321-5366. El formulario e información adicional sobre la Ley del Limón también está disponible a través de la página web de la Oficina del Procurador General en
www.myfloridalegal.com/lemonlaw External Link. Una vez aprobada la solicitud de arbitraje por el Consejo de Arbitraje de Vehículos Nuevos de Florida, el consejo escuchará la disputa por lo general dentro de 40 días. El consumidor puede pedir un aplazamiento de la audiencia, pero esto conlleva la renuncia al plazo de 40 días. El consumidor no tiene que tener un abogado para esta audiencia, pero puede hacerlo si lo desea. Si el consejo decide el caso en favor del propietario o arrendatario del vehículo, el fabricante debe cumplir con la decisión dentro de 40 días desde su recibimiento.

Las decisiones adversas del consejo de arbitraje pueden ser apeladas ante el tribunal de circuito. Una petición de apelación debe ser presentada dentro de los 30 días siguientes a la recepción de la decisión. Si una decisión del consejo a favor del propietario o arrendatario es confirmada por el tribunal de circuito, el propietario o arrendatario puede recuperar contra el fabricante la cantidad concedida por el consejo, además de honorarios de abogados, costas judiciales y $25 diarios por cada día más allá del período de 40 días tras el recibimiento por el fabricante de la decisión del consejo.


NOTA: los vehículos recreativos RV remolcables no están cubiertos por la Ley del Limón y esta no cubre las "instalaciones de vivienda" de vehículos motorizados RV (las partes de los RV diseñadas, usadas o mantenidas principalmente como vivienda). Además, los conflictos se deben presentar al Programa de Arbitraje y Mediación de RVs (no al Consejo de Arbitraje de Vehículos Nuevos de Florida), que es administrado por el Centro Collins para la Política Pública en Tallahassee al (888) 505-8592. La disputa se someterá a la mediación en primer lugar, durante el cual las partes pueden, con la ayuda de un mediador neutral, comprometerse a intentar resolver tanto los reclamos de las instalaciones de vivienda y las quejas sobre cuestiones mecánicas. Si no se logra la resolución durante la mediación, la disputa será sometida a arbitraje. El árbitro no será la misma persona que actuó como mediador. El árbitro se limitará al examen de las cuestiones que están cubiertas por la Ley del Limón, a menos que ambas partes se pongan de acuerdo por escrito a ampliar el alcance de la audiencia de arbitraje para incluir las reclamaciones relacionadas con las instalaciones de vivienda. Los plazos para el cumplimiento y la apelación de la sentencia de arbitraje son los mismos que los de las decisiones del Consejo de Arbitraje de Vehículos Nuevos de Florida.


La Ley del Limón también establece que un propietario o arrendatario puede presentar una acción judicial para recuperar los daños causados
​​por una violación de la Ley del Limón. Si el propietario o arrendatario gana dicha acción, la indemnización va a incluir el monto de las pérdidas pecuniarias, costas procesales, honorarios razonables de abogados, y otra compensación que el juez considere justa y equitativa. Sin embargo, una demanda separada para recuperar únicamente los honorarios de los abogados en que el consumidor ha incurrido en la audiencia ante el consejo no está permitida.

Los vehículos recogidos por un fabricante deben tener sus títulos marcados para demostrar que han sido recomprados bajo la Ley del Limón. Este hecho también debe ser revelado a la persona que compre uno de estos vehículos después de que han sido recomprados por el fabricante.


El procedimiento legal para conseguir compensación bajo la Ley del Limón es técnico y hay plazos estrictos y otros requisitos. Los plazos y programas de resolución de conflictos son diferentes si el vehículo es de tipo recreativo.


Los propietarios o arrendatarios de vehículos deben ser capaces de seguir directrices detalladas, o deben solicitar la asistencia de un abogado. Los propietarios o arrendatarios de vehículos también pueden llamar a la línea directa de la Ley del Limón al (800) 321-5366 o al (850) 488-2221 (si es fuera del estado) para obtener ayuda. Además, en el momento de la compra o el arrendamiento de un vehículo nuevo o de demostración, cada propietario o arrendatario del vehículo debe recibir una "Guía sobre la Ley del Limón de Florida para el Consumidor " del concesionario de venta/alquiler.


Si usted cree que necesita asesoramiento legal, llame a su abogado. Si usted no tiene un abogado, llame al Servicio de Referencia de Abogados del Colegio de Abogados de Florida al (800) 342-8011 o al servicio de referencia de abogados local u oficina de asistencia legal que figura en las páginas amarillas de su directorio telefónico.

Volver al inicio

[Revised: 11/11]