The Florida Bar
www.floridabar.org

Folleto Quiebra de Consumidores en Florida

Tabla de Contenido
Que es la Quiebra?
Alternativas a la Quiebra
Lo que la Quiebra Puede y no Puede Hacer
Tipos de Quiebra
Capitulo 7
Capítulo 13
Préstamos para estudiantes
Otras consideraciones
¿Necesito un abogado?

Que es la Quiebra?

Quiebra o bancarrota es el proceso en el cual el consumidor puede eliminar o pagar una parte de sus deudas o la deuda completa bajo la protección del tribunal federal de quiebra. Generalmente, quiebras pueden ser divididas en dos tipos – liquidación y reorganización.

En el corto plazo, la quiebra previene intentos continuos de recuperar la deuda por parte de cobradores. A largo plazo, la quiebra puede eliminar obligaciones de repago o establecer una restructuración de las obligaciones del deudor, permitiendo así al deudor un nuevo comienzo.

Alternativas a la Quiebra

Se dice frecuentemente que la quiebra debe ser considerada como “último recurso” para los consumidores con problemas financieros. Este consejo es una simplificación. En algunos casos, se puede llegar a perder ciertos derechos legales debido a retrasos. Es especialmente importante obtener una consulta sobre la quiebra lo más pronto posible si el consumidor espera utilizar el proceso de quiebra para ayudar a resguardar una casa o un carro. A pesar que la quiebra puede detener la ejecución de una hipoteca o una reposesión, la quiebra generalmente no tiene efecto una vez el proceso de venta ha sido completado y los intereses de la garantía de la propiedad de la persona han sido finalizados de acuerdo a la ley de Florida.

Sin embargo, en algunas situaciones puede ser útil explorar otras alternativas aparte de la quiebra. Estas alternativas pueden incluir un acuerdo con los acreedores fuera de la corte, modificaciones de hipoteca, consultar un servicio de asesoramiento de crédito para consumidores, o consolidar las deudas.

Protección contra el Acoso de Cobradores de Deudas

Consumidores con problemas de deudas frecuentemente consideran declararse en bancarrota para detener el acoso de llamadas telefónicas y correspondencia de sus acreedores. A pesar que esta pueda ser una buena razón para buscar protección de quiebra, puede haber otras opciones para detener actividades de cobro. El Acta para Prácticas Justas de Cobro de Deudas (Fair Debt Collection Practices Act, FDCPA por sus siglas en inglés) y el Acta de Prácticas de Cobro de Deudas de Florida (Florida Consumer Collection Practices Act, FCCPA por sus siglas en inglés) garantizan los derechos de los consumidores para prevenir actividades de cobro ilegales y acoso.

Lo que la Quiebra Puede y no Puede Hacer

La quiebra le permite al deudor:

● Eliminar las obligaciones legales de pagar la mayor parte de la deuda o la deuda completa. Esta provisión se llama “descarga,” y está diseñada para darle al deudor un nuevo comienzo.

● Detener la ejecución hipotecaria de una casa y le da al deudor una oportunidad de reparar la mora.

● Prevenir la reposesión de un automóvil u otra propiedad personal.

● Detener el embargo de salario, acoso por parte de cobradores y actividades similares.

● Prevenir la cancelación de servicios públicos o restaurar el servicio si ya ha sido cancelado.

● Obtener pagos mensuales más bajos para algunas deudas, incluyendo algunas deudas garantizadas como hipotecas o préstamos de automóvil.

La quiebra, sin embargo, no puede reparar todos los problemas financieros. En quiebra generalmente no es posible:

● Modificar ciertos derechos de acreedores garantizados. A pesar que el deudor puede forzar acreedores garantizados a aceptar pagos a plazo para reparar una mora en el proceso de quiebra, algunos acreedores están protegidos contra modificaciones a los términos de un préstamo.

● Descargar ciertos tipos de deudas seleccionadas para trato especial bajo el Código de Quiebra, como manutención de menores, pensión alimenticia, la mayoría de préstamos escolares, órdenes legales de restitución, multas penales y la mayoría de los impuestos.

● Proteger a todos los cofiadores de sus deudas. Cuando un pariente o amigo/a ha servido de cofiador en un préstamo y el deudor descarga dicho préstamo durante la quiebra, el cofiador podría tener la obligación de repagar todo o una parte del préstamo.

Tipos de Quiebra

Hay seis tipos básicos de casos de quiebra bajo el Código de Quiebra. Estos casos son nombrados de acuerdo a los capítulos que los describen. Determinar qué tipo de quiebra se va a declarar depende de varios factores y análisis, incluyendo el salario, el valor de las propiedades, la cantidad de la deuda, el tipo de las deudas y el propósito del consumidor que se declarará en quiebra, entre otros factores. La mayor parte de los consumidores declaran quiebra bajo el capítulo 7 o el capítulo 13.

Capitulo 7

Llamado Liquidación de Activos, el capítulo 7 plantea un procedimiento ordenado, supervisado por un tribunal, donde un síndico (una persona que administra los bienes de bancarrota, que son creados al declarar la bancarrota) examina los bienes del deudor para determinar si algunos de estos bienes pueden ser vendidos o recuperados para beneficiar a los acreedores.

Ciertos bienes no pueden ser liquidados por el síndico porque pueden estar “exentos.” La ley del estado de Florida dicta cuáles bienes están exentos de ser aprehendidos por el acreedor. Generalmente la mayor parte de los bienes del consumidor, incluyendo bienes personales, están exentos bajo la ley de Florida. Debido a que usualmente no hay o hay pocos bienes no-exentos en la mayoría de quiebras bajo el capítulo 7, podría no haber liquidación de los bienes del deudor. Estos casos se llaman “casos sin bienes.”

Si el deudor es una persona individual, esta persona recibe una descarga que le libera de obligaciones relacionadas a deudas descargables. El deudor usualmente recibe una descarga pocos meses después de declarar la quiebra.
Una de las ventajas del capítulo 7 es que el deudor emerge de la bancarrota sin ninguna futura obligación en sus deudas descargadas, permitiéndole un nuevo comienzo.

Como funciona el capitulo 7

Un caso de capítulo 7 comienza cuando el deudor somete una petición con la corte de quiebra en el área donde vive el deudor. Aparte de la petición, el deudor también debe presentar en corte: (1) lista de bienes y deudas; (2) lista de ingresos y gastos mensuales actuales; (3) declaración de historial financiero; y (4) lista de contratos ejecutorios y arrendamientos no caducados. Deudores individuales quienes tienen principalmente deudas de consumidor deben rendir un certificado de asesoramiento crediticio.

Parejas casadas pueden presentar una petición conjunta o peticiones individuales. Si presentan una petición conjunta, parejas son sujetas a presentar todos los documentos requeridos de deudores individuales.

Después que la petición haya sido presentada, generalmente no más de 40 días después, el síndico organizará una “reunión de acreedores.” Durante esta reunión, el síndico somete al deudor bajo juramento, y el síndico y los acreedores pueden hacerle preguntas (generalmente acerca de la razón por la cual el deudor se ha declarado en quiebra, la situación financiera actual del deudor, etc.) Si una pareja de esposos ha presentado una petición conjunta, las dos personas deben estar presentes en la reunión de arrendadores y deben responder a las preguntas. Aunque se refiere a esta reunión como una de “acreedores,” de hecho es inusual que los acreedores asistan en persona. Para la mayoría de los consumidores, esta sería la única reunión o presencia en tribunal a la que tendrán que someterse durante el proceso de bancarrota.

En un caso de capítulo 7, el tribunal de quiebra generalmente concederá al deudor una descarga en el momento que expire la fecha de presentar una queja de objeción contra la descarga y en la fecha fijada para presentar una moción de descartar el caso debido a abuso sustanciado (60 días luego de la primera fecha establecida para la reunión de acreedores).

Las Reglas Federales del Proceso de Quiebra establecen que el secretario del juzgado envíe una copia de la orden de descarga a todos los acreedores, al deudor y al abogado del deudor, si tuviese uno. La orden informa a los acreedores que las deudas pendientes han sido descargadas y que cualquier actividad de colecta futura está prohibida.

Elegibilidad para capitulo 7

Uno de los propósitos principales de la quiebra es descargar ciertas deudas para darle al deudor la oportunidad de un nuevo comienzo. A pesar que un caso individual de capítulo 7 generalmente resulta en la descarga de las deudas, el derecho a descarga de deudas no es absoluto.

Como parte de la enmienda al Código de Quiebra de 2005, una “prueba financiera” que sirve el propósito de dificultar a personas adineradas declararse en quiebra bajo el capítulo 7 fue agregada al Código de Quiebra. Si los ingresos del deudor son menores que la media de ingresos familiares que corresponde al número de miembros de familia del deudor, el deudor no deberá preocuparse de la “prueba financiera.”

Los deudores cuyos ingresos excedan la media de ingresos familiares en Florida para el número de miembros de la familia del deudor, tendrán que llenar el Formulario Oficial 22A – Declaración de Ingresos Mensuales Actuales y Cálculo de la Prueba Financiera.

Si el Ingreso Mensual Actual (IMA) excede la media de ingresos en Florida, la “prueba financiera” aplica una fórmula de gastos más complicada para decidir la elegibilidad del deudor para una quiebra bajo el capítulo 7. La fórmula comienza con el IMA y luego deduce varias categorías de gastos autorizados para calcular el “ingreso neto mensual” que se presume será utilizado para pagar a acreedores no asegurados. Ser elegible para una quiebra bajo el capítulo 7 requiere un análisis detallado de los ingresos y gastos del deudor. Si un deudor “falla” la prueba financiera, el deudor no podrá ser elegible para una quiebra bajo el capítulo 7. El hecho que el deudor no sea elegible para una quiebra bajo el capítulo 7 no significa que el consumidor no pueda declarar otro tipo de bancarrota.

Capitulo 13

También llamado Programa de Ajuste de Deudas para Personas con Ingresos Estables, una quiebra bajo el capítulo 13 se refiere a una “reorganización.” El capítulo 13 es usualmente presentado por parte de personas que desean ponerse al día con deudas en mora de hipoteca o automóvil, desean modificar sus pagos de hipoteca a través de la quiebra, o de alguna manera tratar de retener sus bienes.

En una quiebra bajo el capítulo 13 el deudor presenta un plan para repagar a sus acreedores la deuda completa o parte de la deuda a lo largo de un periodo de tres a cinco años, generalmente financiado a través de futuros ingresos. Si el plan cumple con los requerimientos planteados en el Código de Quiebra y es confirmado por el tribunal de quiebra, dichos pagos son distribuidos a los acreedores por el síndico del capítulo 13.

A diferencia del capítulo 7, el deudor no recibe una descarga inmediata de las deudas. El deudor debe completar los pagos requeridos en el plan antes que se reciba una descarga. El deudor está protegido de demandas, embargos de salario, y otras acciones de acreedores mientras el plan esté en efecto. La descarga en una quiebra de capítulo 13 es un poco más amplia (por ejemplo, se eliminan más deudas) que la descarga bajo el capítulo 7.

Como funciona el capitulo 13

De manera similar al capítulo 7, el capítulo 13 comienza con la presentación de una petición, listas, declaración de asuntos financieros y un certificado de asesoramiento. En lugar de una Declaración de Ingresos Mensuales Actuales y Cálculo de la Prueba Financiera, el deudor bajo el capítulo 13 presenta una declaración de sus ingresos mensuales actuales y el cálculo del periodo de compromiso y de ingresos dispensables (Forma Oficial 22C). El plan bajo el capítulo 13 también debe incluir los horarios. El plan de capítulo 13 es la propuesta del deudor que detalla cuándo y cuánto se le pagará a los acreedores.

Al igual que en el capítulo 7, el síndico en un caso de capítulo 13 programará una reunión con los acreedores. El deudor debe estar presente en la reunión y debe responder a preguntas con respecto a sus asuntos financieros y a los términos propuestos en el plan.

Bajo el capítulo 13 se debe presentar un plan sujeto a aprobación del tribunal que plantee pagos fijos que serán entregados al síndico a intervalos regulares, típicamente mensuales. El síndico luego distribuye los fondos a los acreedores de acuerdo a los términos del plan, el cual podría ofrecer a los acreedores una cantidad menor a la deuda total que se reclama.

En un caso de capítulo 13, para participar en las distribuciones de los bienes de la bancarrota, acreedores no asegurados deben presentar sus reclamos con el tribunal de quiebra en los 90 días después de la fecha establecida para la reunión de acreedores.

Si un deudor desea retener los bienes de la garantía que aseguran un reclamo en particular, el plan debe especificar que el dueño del reclamo garantizado recibirá al menos el valor total de la garantía. Si la deuda bajo el reclamo asegurado ha sido usada para comprar la garantía (por ejemplo, un préstamo de automóvil), y la deuda fue incurrida entre cierto periodo de tiempo antes de la declaración de bancarrota, el plan debe especificar el pago total de la deuda, no solamente el valor de la garantía.

No es necesario que el plan dicte que reclamos no asegurados sean pagados por completo, en tanto que especifique que el deudor pagará usando todo sus “ingresos dispensables” en cierto “periodo de tiempo de compromiso aplicable,” y en tanto que acreedores no asegurados reciban al menos la cantidad definida bajo el plan que recibirían si los bienes del deudor fueran liquidados bajo el capítulo 7.

Después de la reunión de acreedores, la corte organizará una audiencia para confirmar el plan y para determinar si el plan es viable. Si la corte confirma el plan, el síndico del capítulo 13 distribuirá los fondos recibidos bajo el plan. Si la corte decide no confirmar el plan, el deudor podrá presentar un plan modificado o convertir el caso a una liquidación bajo el capítulo 7.

Una vez la corte confirme el plan, el deudor debe asegurarse que el plan tenga éxito. El deudor debe presentar pagos regulares al síndico, lo cual requerirá ajustes al estilo de vida del deudor, quien deberá vivir bajo un presupuesto predeterminado por cierto tiempo. Además, a pesar que la confirmación del plan le otorga al deudor el derecho de retener sus bienes mientras presente pagos regulares, el deudor no deberá incurrir en nuevas deudas sin consultar al síndico.

Un deudor tiene el derecho de una descarga una vez todos los pagos bajo el capítulo 13 hayan sido completados. La descarga libera al deudor de todas las deudas especificadas en el plan, con ciertas excepciones.

Deudas que no son descargadas bajo el capítulo 13 incluyen deudas relacionadas a manutención y cuota alimenticia, ciertos tipos de impuestos, deudas provenientes de muerte o lesiones personales causadas por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas, y deudas por restitución o multas criminales que sean parte de sentencias de crímenes cometidos por el deudor.

Acreedores que recibirían pago parcial o completo bajo el plan no podrán iniciar o continuar ningún tipo de acción legal o de otro tipo contra el deudor para cobrar las deudas descargadas.

Préstamos para estudiantes

Hay excepciones, pero en la mayoría de las situaciones, préstamos estudiantiles no pueden ser descargados al declararse en quiebra. El tribunal de quiebra estipula que préstamos estudiantiles sólo pueden ser descargados si el deudor demuestra que pagar la deuda “impone dificultad excesiva al deudor y a sus dependientes.”

La pregunta de si un préstamo estudiantil será descargado en base a dificultad excesiva no es determinada automáticamente en los procedimientos de quiebra. El deudor debe expresamente buscar esta determinación.

A pesar de las dificultades relacionadas con obtener una descarga de préstamos estudiantiles a través de la quiebra, hay varias cosas que se pueden lograr al declarar la quiebra con respecto a préstamos estudiantiles. Al momento de declarar la bancarrota se crea una suspensión automática, lo cual le prohíbe a los arrendadores de continuar acciones de cobro. Si el sueldo del consumidor (o sus declaraciones de impuestos) está siendo embargado debido a deudas pendientes de préstamos estudiantiles, declarar la quiebra puede detener este embargo mientras la suspensión automática esté en efecto.

Además, el capítulo 13 le podría permitir al deudor pagar una cantidad menor a través de un plan de capítulo 13 en deudas que tendría que pagar de otra manera.

Otras consideraciones

Bajo la Ley de Informe Equitativo de Crédito (Fair Credit Reporting Act, FCRA), cualquier información relacionada a una declaración de quiebra puede estar reflejada en el reporte de historial crediticio de un consumidor por un periodo de diez años después de haber presentado el caso de quiebra, a diferencia de los siete años que aplican a otro tipo de información crediticia. Sin embargo, muchos consumidores llegan a obtener crédito después de haberse declarado en quiebra.

Los consumidores también se preocupan que pudieran ser discriminados negativamente por haberse declarado en quiebra. Sin embargo, en la mayor parte de los casos no se permite que “unidades gubernamentales” discriminen bajo esta razón. Además, los empleadores privados no pueden despedir a un empleado o discriminar en su contra con respecto a empleo, basado en una declaración de quiebra o deudas descargadas.

Para ciertos deudores puede ser conveniente esperar antes de declarar la quiebra. Si el deudor ha sido declarado insolvente por la corte, no existen ventajas al declarar la quiebra si acciones de parte de arrendadores no resultarían en pérdidas de bienes o dinero para el deudor. Además, un deudor podría abstenerse de declarar la quiebra si espera incurrir en deudas sustanciales (por ejemplo, deudas hospitalarias) inmediatamente después de declararse en quiebra. La razón es porque el deudor no podrá obtener otra descarga bajo el capítulo 7 por un periodo de 8 años después de declararse en quiebra bajo un caso de capítulo 7 donde se ha recibido una descarga (pero presentar un caso bajo el capítulo 13 también sería posible). Finalmente, si el deudor anticipa fondos de devolución de renta podría ser prudente declarar la quiebra después que se haya recibido y gastado los fondos devolución, debido a que éstos podrían convertirse propiedad de los bienes en un caso de quiebra.

¿Necesito un abogado?

A pesar que personas individuales pueden presentar un caso de quiebra sin necesidad de un abogado, o “pro se,” es extremadamente difícil hacerlo exitosamente.

Es muy importante que un caso de bancarrota sea presentado y manejado correctamente. Las leyes son bastante técnicas, y cualquier tropiezo podría afectar los derechos del deudor. La quiebra tiene consecuencias financieras y legales a largo plazo – contratar un abogado le asegura que un caso de quiebra será administrado correctamente.

Preparadores de Peticiones

Tenga cuidado de preparadores de peticiones que no cumplen con todos los requisitos legales. La función de preparadores de peticiones que no son abogados es solamente de llenar información en formularios de quiebra. Estos preparadores de peticiones tienen prohibido por ley proporcionar consejo legal. Los preparadores de peticiones no pueden responder a preguntas legales o asistirle en la corte de quiebra.

¿Cómo encuentro un abogado?

Si usted necesita un abogado y no sabe dónde encontrar uno, llame a su asociación local de abogados y pregunte por servicios de referencia de abogados. Varias áreas de Florida tienen servicios de referencias de abogados bajo las categorías de “abogado” o “servicios de información y referencia” en las páginas amarillas de la guía telefónica. Este servicio le dará una cita con un abogado a un precio nominal.

Si no hay servicios de referencia de abogados en su ciudad, el Servicio de Referencia de Abogados del Colegio de Abogados estatal puede ayudarle a encontrar un abogado. Puede llamar al número gratuito 1-800-342-8011. Este servicio estatal que opera solamente en ciudades donde no hay un servicio local, le podrá referir a un abogado que le dará una consulta de media hora a un precio reducido.


El material contenido en este folleto representa información legal general. Como la ley cambia constantemente, algunas disposiciones de este folleto pueden no estar actualizadas. Siempre es mejor consultar a un abogado acerca de sus derechos y responsabilidades legales acerca de su caso en particular.
Volver al inicio

[Revised: 4/15]