Skip Navigation

 
The Florida Bar
www.floridabar.org

Derechos Y Deberes De Arrendatarios Y Arrendadores

Tabla de Contenido


Derechos Y Deberes De Los Arrendatarios
Derechos Y Deberes De Los Arrendadores


DERECHOS Y DEBERES DE LOS ARRENDATARIOS

Cuando una persona paga por vivir en una casa, en un departamento o en una casa móvil, quien alquila se convierte en arrendatario y queda sujeto a las regulaciones de la ley de la Florida. No es relevante que el pago se efectúe semanalmente, mensualmente o con otra periodicidad regular. Tampoco importa que el departamento, casa o casa móvil se alquile a una persona física, a una sociedad o a una unidad gubernamental. Este es el caso aún cuando no existe un contrato de "arrendamiento" por escrito.

El arrendatario tiene ciertos derechos básicos que están protegidos por la ley de la
Florida y que el arrendador debe respetar. Por supuesto, el arrendatario también tiene ciertas responsabilidades.

Los derechos del arrendatario están especificados en las Leyes de la Florida en el capítulo 83, parte 2. El arrendatario de vivienda pública también tiene derechos en virtud de la ley federal. Si no hay contrato de arrendamiento por escrito, estas leyes regulan los derechos del arrendatario. También puede haber un contrato de arrendamiento por escrito que podría afectar los derechos del arrendatario. Si hay un contrato de arrendamiento por escrito, debe ser revisado detenidamente.

El arrendatario tiene derecho a la posesión privada y pacífica de la vivienda. Una vez alquilada, el arrendatario tiene el derecho legal del uso de la vivienda. El arrendador sólo podrá ingresar a la vivienda para inspeccionar la propiedad o para hacer las reparaciones necesarias o acordadas, pero sólo si primero notifica al arrendatario con una antelación razonable y si se presenta en un horario conveniente. En caso de emergencia, el plazo requerido de notificación puede acortarse o dispensarse.

El arrendador debe alquilar una vivienda que es apta para habitar. Debe tener cañerías que funcionen, agua caliente y calefacción, tener una estructura sólida y seguridad razonable, incluidas puertas y ventanas que funcionen y que cierren bien, y debe estar libre de pestes. El arrendador también debe cumplir con los códigos de salud, edificación y seguridad locales. Si el arrendador tiene que hacer reparaciones para hacer que la vivienda este en condición de vivir en ella, deberá pagarlas.

Si el arrendador reclama que el arrendatario ha violado el contrato de alquiler, deberá informarle al arrendatario por escrito acerca del problema específico y deberá darle tiempo al arrendatario para que corrija el problema, aunque el problema sea la falta de pago del alquiler, antes de que el arrendador pueda recurrir al Juez para desalojar al arrendatario. Si el arrendatario comete un acto grave que pone el peligro la propiedad (como si comete un delito en la propiedad) o si el arrendatario no corrige un problema después de haber recibido la notificación por escrito del arrendador, el arrendador deberá igualmente recurrir al Juez para que se le permita desalojar al arrendatario. En un procedimiento judicial, el arrendatario tiene el derecho absoluto de estar presente, de defender su caso y de ser representado por un abogado.

Si el arrendador le exige al arrendatario pagar un depósito en garantía, el arrendador debe conservar ese depósito durante el arrendamiento. Además, el arrendador debe devolver el monto total del depósito dentro de los (15) días después de que el arrendatario deje la vivienda o deberá cursarle al arrendatario notificación por escrito de por qué no devolverá parte o la totalidad del depósito dentro de los treinta (30) días posteriores a que el arrendatario deje la propiedad. Luego, el arrendatario tiene derecho a presentar una objeción por escrito, dentro de los quince (15) días de haber recibido la notificación. En algunas circunstancias, el arrendatario puede recibir el depósito en garantía con intereses. Antes de mudarse, el arrendatario debe suministrarle al arrendador una dirección adonde enviar el depósito en garantía, de lo contrario el arrendatario puede perder el derecho a presentar una objeción si el arrendador reclama el derecho a quedarse con el dinero del depósito.

El arrendatario tiene derecho, en ciertas circunstancias muy graves provocadas por negligencia del arrendador, a retener el pago del alquiler. Esto sólo puede hacerse si el arrendador no cumple con una responsabilidad importante, como proporcionar un hogar seguro y habitable en cumplimiento de los códigos de vivienda locales. Antes de poder retener el pago del alquiler, el arrendatario debe cursarle al arrendador notificación con siete (7) días de antelación acerca del problema para que el arrendador pueda arreglarlo. Incluso después de retener el pago del alquiler, el arrendatario debe preservar el dinero y pedirle permiso al Juez para gastar parte de ese dinero para hacer lo que el arrendador debería haber hecho. Si el arrendatario no preserva el dinero y no le pide asistencia al Juez, el arrendatario puede ser desalojado por falta de pago.

Por último, el arrendatario tiene derecho a mudarse. Si existe un contrato de arrendamiento por escrito, el arrendatario puede mudarse cuando termine el contrato de arrendamiento por escrito. Si no hay contrato de arrendamiento por escrito, el arrendatario puede mudarse sin motivo, con la condición de que curse notificación acerca de su intención de mudarse como mínimo siete (7) días antes del vencimiento del siguiente alquiler, si el alquiler se paga semanalmente; o notificar con quince (15) días de antelación si el alquiler se paga mensualmente. El arrendatario puede rescindir el contrato de alquiler, ya sea que conste por escrito o no, con causa, es decir, porque el arrendador no ha cumplido con una de sus obligaciones principales, con la condición de que el arrendatario curse notificación por escrito al arrendador.

Si el arrendador pierde el juicio, el arrendador puede ser considerado responsable por los costos y honorarios de abogados en los que haya incurrido el arrendatario. Si el arrendatario pierde el juicio, el arrendatario puede ser responsable del pago de los costos y honorarios de abogados del arrendador.

El arrendatario también tiene responsabilidades que, si no se cumplen, pueden llevar al desalojo. El arrendatario debe pagar el alquiler acordado puntualmente. El arrendatario debe cumplir con los códigos de los inmuebles, viviendas y salud. El arrendatario debe mantener la vivienda libre de daños, limpia y debe realizar el mantenimiento de las cañerías. El arrendatario no debe violar la ley ni alterar la paz, ni permitir que sus invitados lo hagan.

Al tratar de desalojar a un arrendatario, el arrendador tratará de probar que el arrendatario no cumplió con una de sus responsabilidades. Sin embargo, el arrendador no puede intentar desalojar a un arrendatario como represalia por demandas legítimas relacionadas con las condiciones de la vivienda presentadas ante las autoridades pertinentes. No obstante, no se podrá hacer el desalojo hasta que el arrendador haya cursado notificación al arrendatario acerca del problema y hasta que haya obtenido la orden judicial. Sin la orden judicial, el arrendador no tiene facultad para interferir con el arrendatario. El arrendador no puede, por ejemplo, dejar afuera al arrendatario ni cortarle los servicios públicos. El arrendador que realiza este tipo de práctica prohibida puede ser responsable frente al arrendatario por daños y perjuicios por un monto de tres meses de alquiler. El arrendador debe obtener una orden judicial de desalojo antes de poder interferir con la posesión de la vivienda del arrendatario. Si el arrendatario recibe documentos donde consta la pretensión de desalojo, debe solicitar asistencia legal inmediatamente. El arrendatario puede tener excepciones legales. Por ejemplo, el arrendador no puede intentar vengarse del arrendatario desalojándolo si el arrendatario no ha incurrido en incumplimiento de sus responsabilidades. Para oponer excepciones en un procedimiento de desalojo, el arrendatario normalmente debe pagarle al registro judicial los alquileres vencidos y adeudados, si es que existen, y el alquiler que vencerá durante el procedimiento. Si el arrendatario controvierte el monto del alquiler que se reclama como adeudado, podrá solicitarle al Juez que determine el monto correcto, pero el arrendatario deberá demostrar por qué cree que el monto es incorrecto. En un procedimiento de desalojo, el arrendatario tiene muy poco tiempo para responder, de manera que es sumamente importante proceder con rapidez.

El arrendador nunca puede retirar los bienes del arrendatario ni dejar afuera al arrendatario. Sólo la oficina del comisario puede hacer esto después de que se haya dictado una Orden Judicial y un Escrito de Posesión.

Si cree que necesita asesoramiento legal, llame a su abogado. Si no tiene un abogado, llame al Servicio de Referencia de Abogados del Colegio de Abogados de Florida (The Florida Bar) al (800) 342-8011, o al servicio de referencia de abogados local o a la oficina de asistencia legal que figura en las páginas amarillas de su guía telefónica.



DERECHOS Y DEBERES DE LOS ARRENDADORES

Si le alquila una casa o un departamento o una casa móvil a otra persona, usted celebra un contrato conocido como contrato de alquiler. Este contrato de alquiler no necesariamente debe constar por escrito. Si el contrato de alquiler consta por escrito, se denomina "contrato de arrendamiento". Este contrato tiene ciertas condiciones básicas especificadas por ley que usted debe comprender antes de celebrarlo. Como arrendador usted tiene ciertos derechos y también tiene ciertos deberes. Incluso si no existe un contrato de arrendamiento por escrito, la ley impone deberes y otorga derechos a las partes.

Su derecho obvio como arrendador es recibir el pago del alquiler por el uso de la propiedad. Otro derecho importante es que le devuelvan la propiedad sin daños al vencimiento del contrato. La propiedad debe ser devuelta en las mismas condiciones en las que fue recibida, salvo el desgaste por el uso normal.

A cambio de estos derechos, su deber es proporcionar una vivienda segura, que cumpla con los requisitos del código de vivienda y hacer las reparaciones razonables cuando sea necesario. También es su deber respetar los derechos del arrendatario. Uno de los derechos más importantes es el derecho a la posesión pacífica. Al alquilarle la propiedad al arrendatario, usted le otorga la posesión y el uso de su propiedad libre de interferencias. Eso significa que usted no podrá ingresar a la vivienda frecuentemente, ni en horarios inconvenientes ni sin notificación previa. Los derechos que se relacionan con la inspección razonable a menudo se establecen en un contrato de alquiler por escrito y también están estipulados en la ley de la Florida. Usted tiene derecho a proteger su propiedad mediante la inspección de la misma, pero debe cursar notificación con razonable antelación para hacerlo. Usted no tiene derecho a mostrarle la propiedad a posibles compradores sin notificar previamente a los arrendatarios ni sin obtener su previo consentimiento para ello.

Es ilegal que un arrendador aumente en forma discriminatoria el alquiler de un arrendatario o que reduzca los servicios ofrecidos a un arrendatario, o que amenace con iniciar acciones para recuperar la posesión o cualquier otra acción civil, principalmente como represalia del arrendador contra el arrendatario. Se puede presumir que se ha tomado una represalia si esto sucede después de que el arrendatario ha presentado una queja relacionada con las condiciones de la vivienda. También es ilegal que el arrendador deje afuera al arrendatario, que intercepte o corte los servicios públicos, los servicios de agua o de electricidad del arrendatario o que retire los bienes del arrendatario, las puertas o los electrodomésticos de la propiedad. Al arrendador que hace esto se le puede ordenar que le pague al arrendatario daños y perjuicios por un monto equivalente a tres meses de alquiler.

Para terminar con el arrendamiento, si la casa o el departamento ha sido alquilado con un arrendamiento mensual, usted deberá cursar notificación por escrito con por lo menos quince días de antelación antes de la finalización del período mensual para rescindir el arrendamiento. En el caso de un arrendamiento semanal, se deberá cursar notificación con siete días de antelación antes de la finalización del período semanal. Dicha notificación deberá constar por escrito y deberá ser entregada personalmente al arrendatario.

Por último, tanto el arrendador como el arrendatario tienen el deber de observar las leyes estatales y locales relacionadas con el uso y la condición de conservación de la propiedad.

Los derechos y deberes básicos que se han mencionado se aplican ya sea que el contrato celebrado entre usted y el arrendatario conste por escrito o no. El contrato escrito es mejor porque sirve como memorando de otros términos y condiciones que usted pueda querer incluir, tales como restricciones a la cantidad de adultos o de niños o los tipos de mascotas permitidos. Y si usted desea celebrar el arrendamiento por un plazo de un año o más o si desea establecer el pago de honorarios de abogados para hacer cumplir el arrendamiento antes de iniciar una acción judicial, el contrato deberá constar por escrito para ser exigible.

Si el arrendatario se muda definitivamente antes de la finalización del plazo de el arrendamiento y deja su propiedad vacía, esto se considera usualmente como un abandono de sus derechos. La ley presume el abandono si el arrendatario se ausenta por lo menos durante 15 días sin notificar previamente al arrendador acerca de su intención de ausentarse. Después del abandono, el arrendador puede volver a ingresar en la unidad de vivienda. Los derechos y recursos con frecuencia son complejos y se debe considerar solicitar asesoramiento o asistencia legal.

La situación es más complicada si el arrendatario parece haberse ido pero ha dejado parte de sus efectos personales en la propiedad o si hay un monto considerable de alquiler impago. En tal caso, usted debe consultar a un abogado antes de intentar disponer de las posesiones del arrendatario o de reingresar en la propiedad.

Otro problema complicado es la situación en la que un arrendatario no paga el alquiler o se niega a mudarse al finalizar el plazo del arrendamiento. En estos casos, usted puede desalojar al arrendatario, pero sólo después de haber tomado las medidas legales apropiadas para iniciar una acción de posesión de acuerdo con un cronograma de tiempo muy específico. Usted deberá cursarle una o varias notificaciones apropiadas al arrendatario para rescindir este contrato de alquiler. Si el arrendatario ignora estas notificaciones, entonces usted deberá presentar una demanda ante el Juez y hacer que le envíen al arrendatario una citación y una demanda. Cinco días hábiles después de que se entregue la demanda, usted podrá solicitarle al Juez que fije una fecha para una audiencia. Si desea cobrarle dinero por daños y perjuicios al arrendatario, deberá esperar 20 días para fijar una audiencia de daños y perjuicios. En la audiencia, usted puede pedir que se desaloje al arrendatario. Si el juez acuerda que el arrendatario ha violado los términos del contrato, un alguacil le entregará una notificación de desalojo al arrendatario. El arrendatario tendrá entonces veinticuatro horas para salir de su propiedad, o el alguacil podrá volver para echar al arrendatario y para supervisar la remoción de sus pertenencias. Debido a que estos procedimientos son tan técnicos, es recomendable que los maneje un abogado. Aunque decida presentar el reclamo usted mismo en el tribunal del condado, debe tener un abogado para que revise las notificaciones que ha cursado y los medios que ha utilizado para cursarlas con el objetivo de asegurar que usted haya cumplido de manera adecuada con todos los requisitos necesarios del cronograma. Un solo error puede resultar en una gran demora para que usted pueda recuperar la posesión de su propiedad.

Dado que la relación entre el arrendador y el arrendatario constituye un contrato legal, usted debe comprender las distintas disposiciones antes de alquilarle su propiedad a un tercero. Recuerde que, como arrendador, tendrá que ofrecer una vivienda que sea segura y mantenerla en buen estado de conservación. Tendrá que entregarle la posesión de la propiedad al arrendatario, libre de interferencias innecesarias de su parte. A cambio, usted podrá cobrar el alquiler y, cursando una notificación con suficiente antelación, podrá inspeccionar la propiedad. Al finalizar el plazo del arrendamiento, le deberán devolver la propiedad sin daños, salvo el desgaste normal por el paso del tiempo. El arrendador tiene ciertos deberes de rendir cuentas o de rembolsar los depósitos hechos por el arrendatario cuando termine el arrendamiento. Muchas de estas condiciones básicas se aplican haya o no haya un contrato por escrito.

Si cree que necesita asesoramiento legal, llame a su abogado. Si no tiene un abogado, llame al Servicio de Referencia de Abogados del Colegio de Abogados de Florida al (800) 342-8011, o al servicio de referencia de abogados local o a la oficina de asistencia legal que figura en las páginas amarillas de su guía telefónica.

[Revised: 5/12]